¿Hay algo que puedas comer para disminuir la inflamación de tus articulaciones? ¡Sigue leyendo!

Una alimentación adecuada no va a curar la artritis reumatoide, sin embargo, los alimentos correctos ayudan a controlar la inflamación y a que el porcentaje de grasa corporal se mantenga dentro de rangos saludables. Esto último es importante ya que la grasa corporal produce citoquinas, las cuales son proteínas que promueven la inflamación.


¿Qué alimentos te recomiendo consumir?


Pescado: las especies como salmón, atún, sardina, arenque son ricos en omega 3, que ayuda a controlar la inflamación. Mantener un balance entre omega 3 y 6 ayuda a controlar las enfermedades inflamatorias crónicas.


El omega 6 se encuentra en carnes y alimentos fritos.




Frutas y verduras: son ricas en antioxidantes que disminuyen la acción de los radicales libres. Los radicales libres pueden desencadenar inflamación y daño celular. Adicionalmente, contienen vitaminas y minerales necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo.


Leguminosas: dentro de este grupo se incluyen alimentos como frijol, lenteja, chochos, habas, garbanzo. Las leguminosas son una buena fuente de proteínas, importante para el desarrollo de la masa muscular. Las personas con artritis reumatoide suelen tener una pérdida de masa muscular.



Cereales integrales: la avena, el trigo integral, el arroz integral, la quinoa, etc. Pueden reducir la proteína C reactiva, la cual es un marcador de inflamación. Los cereales integrales son fuentes ricas de antioxidantes, ácido fítico, vitamina E y selenio, y se sabe que estos componentes están involucrados en procesos antiinflamatorios.


Frutos secos: contienen grasas monoinsaturadas que tienen propiedades protectoras para el corazón. De manera específica las nueces tiene una gran cantidad de omega 3, por lo que se recomienda incluirlas en la alimentación. Se pueden consumir como refrigerios o en el desayuno.



Aceite de oliva: te recomiendo usar aceite de oliva en lugar de otro tipo de aceites, mantecas, mantequillas. El aceite de oliva virgen contiene oleocantal, compuesto que reduce la inflamación y actúa como el ibuprofeno para aliviar el dolor.


Especias: algunas especies como el jengibre y la cúrcuma, han demostrado tener propiedades beneficiosas para reducir la inflamación de las articulaciones. Si bien no existe una recomendación clara en cuanto a la cantidad que se debe consumir, mi sugerencia es incluir estas especias en las diferentes preparaciones o incluso en el caso del jengibre consumirlo en infusiones.



¿Debes seguir una dieta específica?

No existe un patrón de alimentación mágico que tenga un mismo efecto en todas las personas que lo consumen, por está razón, siempre hago énfasis en la importancia de una asesoría personalizada. Esta es la única forma como te puedes asegurar de llevar una alimentación acorde con tus necesidades particulares.

Es normal que como paciente siempre estés interesado ​​en tratamientos alternativos para aliviar tu condición, ya que los dolores pueden ser realmente debilitantes. Por está razón, las investigaciones continuan, con el objetivo de definir nuevas estrategias para la disminución de los síntomas, con ayuda de la alimentación.


Se ha determinado que algunos patrones alimenticios son una buena alternativa, para cumplir con las recomendaciones de alimentos que te brindaran más beneficios. Algunas alternativas son:


Dieta Mediterránea: La dieta Mediterránea es un patrón de alimentación que incluye gran cantidad de frutas y verduras, cereales integrales y grasas saludables, la cual es una excelente alternativa si tienes artritis reumatoide. Para más detalle sobre lo Dieta Mediterránea puedes ver mi post Los 10 mandamientos de la Dieta Mediterránea. La dieta mediterránea es rica en ácido oleico, ácidos grasos omega-3, carbohidratos complejos y fitoquímicos. Se ha visto que este tipo de alimentación reduce la inflamación, mejora la vitalidad y las funciones físicas.

Dieta vegana: es una dieta que es estrictamente vegetariana. Los vegetarianos estrictos no comen ningún tipo de alimento que provenga de animales, esto incluye lácteos, huevos, miel y gelatina (la cual proviene de huesos y otros tejidos animales). Los estudios han demostrado que este tipo de alimentación puede reducir los síntomas de la artritis reumatoide.

Dieta de eliminación: una dieta de eliminación se suele utilizar para determinar qué componente de la dieta esta teniendo un efecto negativo en tu salud, por ejemplo: incrementando la inflamación. Sin embargo, esta es una estrategia que se puede utilizar para eventos muy puntuales y que no se debe implementar sin supervisión profesional, ya que podría tener implicaciones importantes en el estado nutricional del paciente.


Es indispensable que busques asesoría nutricional, si tienes artritis reumatoide o conoces a alguien que la tenga, la asesoría siempre debe enfocarse en educar al paciente para que siga un plan de alimentación de acuerdo con sus necesidades y que tenga cuidado con prácticas nutricionales de moda y con afirmaciones que se venden como una cura milagrosa.


Referencias bibliográficas:

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/rheumatoid-arthritis/expert-answers/rheumatoid-arthritis/faq-20058041

http://espanol.arthritis.org/espanol/ejercicio/dieta-nutricion/guia-nutricion-ar/

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112014000200002

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5682732/pdf/fnut-04-00052.pdf

https://www.rheumatoidarthritis.org/living-with-ra/diet/

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo